Barceló Viajes

lunes, 3 de octubre de 2011

DE PARID OF DE DEY, Volium63

El niño comentaba la jugada con su papá, (que era otorrinolaringólogo), a los 2 días de estar con él en la mansión que el padre tenía en mitad de la selva amazónica:

Niño: —Papi, ¿sabes?, tengo una sensación muy singular viviendo aquí.
Padre: —¿A qué te refieres, hijo?
Niño: —Pues a que cuando salgo al jardín noto de una forma intensa la presencia de la vegetación...
Padre: —No te preocupes, lo puedo operar fácilmente, ...pero la voz no te suena del todo a eso.
Niño: —Ay, papa, ...que me da la risa, jajajajjajajajjjajaja... que me desencaja la risaaa...
Padre: —Pero hijo, ¡no te puedo entender! No sé el motivo de tu reír, ...pero me deja todavía más descolocado el hecho de que me pidas que te dé algo que ahora mismito ya llevas puesto en tu propio semblante. 

LA MORALEJA:
De doctores otorrinos está el mundo lleno,
mas si quieres evitar aspirinas e ibuprofenos
háblales claro y sin risas
que lo mismo te operan sin acertar de pleno
...por diagnosticar con prisas. 

LA ENREDADERA:
 1ª) Está claro que el doctor llevaba tanto tiempo sin disfrutar de su hijo que, una vez que lo tuvo junto a él, en la selva, tras mucho tiempo de espera (hasta que acabó el curso, nanai de la China), quiso creer que el cambio en la voz del muchacho (por haberse hecho mayorcito) se debía a las típicas vegetaciones que a veces les crecen en exceso a chicos (y chicas) en su aparato respiratorio, durante el desarrollo.
...Son efectos de la deformación profesional de un otorrino que, tanto tiempo en la selva le impedía entender con claridad que su hijo se refería a que la vegetación herbácea le producía sensaciones nuevas. ...El padre, ya acostumbrado, acabó por interpretar lo otro, lamentablemente.

2ª) ¿El chico se reía tanto, únicamente por la gracia que le había encontrado a la malinterpretación de su padre? ...¿o quizás también hay que añadir a esa situación el hecho de que el doctor estaba otra vez malentendiendo a medias algo nuevo?; ...como que, o bien el chaval estaba notando cómo se le desencajaba la mandíbula con la risa, ...o bien que, el muy guasón, con tal de reírse el doble, estaba pidiendo a su padre "que...". (...Se ve que, quizás, el chaval le había preparado una inocente broma-sorpresa como ésa, a su primito, que debía estar al llegar, ...y justo en ese momento le pidió al papi que se la alcanzara. ...¿Pura coincidencia? ...Hmm...)

3ª) Ese tipo de interpretaciones "alternativas", a menudo, proceden típicamente de personas geniales, y pueden llegar a producir cierta estupefacción en sus contertulios. Nuestro doctor es, entonces, candidato a genio, a "científico loco" como suele decirse. No en vano, allí solitario en medio de la selva, daría el perfil. ...Aunqueee, fríamente, ignoro si en verdad se trataba de un ignorante, un estulto, o un sabio oculto. ...¿A ver?, menudo lío. ¿En qué quedamos, en que hay que elegir entre ignorante o culto, ...o entre sabio o estulto?

NOTA ACLARATORIA: Se puede emplear estulto para definir a aquél que es...
RECOMENDACIÓN ILUSTRATIVA: Echar un vistazo al texto del libro. (Pinchar aquí)

Agradecido, en serio, de volver a sentiros leyendo "esto". Espero ir poniéndome en mejor forma ¡Hasta la próxima PARID! 

2 comentarios:

  1. siempre me haces llorar...jajaja...genial!!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenidas sean esa clase selecta de lagrimitas.

    ResponderEliminar